Una de las cosas más agradables después de un agotador día de trabajo, es llegar a tu casa, tomar un baño relajante y acomodarte en tu cama. Con unas sábanas limpias, frescas y suaves es posible. Pero para disfrutar de verdad, es necesario que cambies la ropa de cama frecuentemente.

Con tan sólo esta mínima tarea, tu lugar de descanso se mantendrá siempre en óptimas y confortables condiciones.

¿Cada cuánto se debe cambiar las sábanas?

Hay que cambiar las sábanas, toallas, colchas, edredones, almohadas y fundas frecuentemente. Las prendas que están en contacto con la piel, o con la comida, se deben cambiar y lavar más a menudo que otra ropa que tengas en tu casa de decoración.

La frecuencia con la que se cambien las sábanas depende mucho de nuestros hábitos de higiene y limpieza en el hogar, por lo que cada persona suele tener sus propias reglas a la hora de cambiar las sábanas usadas por otras nuevas.

¿Con qué frecuencia es la ideal?

Se recomienda cambiar las sábanas de la cama una vez por semana. De esta manera podremos dormir con una cama completamente limpia y libre de residuos o partículas que puedan ser dañinas para nuestra salud.

Hay algunas personas que suelen sudar mucho durante la noche. La cama de los niños de vez en cuando, no pueden controlar el pipí, acaban mojando la cama. Si esto pasa, se deberá hacer un cambio de sábanas a diario para tener una mejor higiene al momento de dormir al otro día.
En lo que se refiere a la funda del colchón, se recomienda que se lave mínimo cada 6 meses, ya que algunas personas suelen no cambiarla durante años.
Si cambias tus  sábanas con más regularidad, no solo tus horas de sueño serán más placenteras, sino que tu salud también saldrá beneficiada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 3 =