En México el día de muertos, es una de las fechas más populares. Se ha rendido culto a la muerte desde la época prehispánica y se le ha percibido como una dualidad de vida.

Con la llegada de los conquistadores a México el culto a la muerte se vinculó con la religión católica. El resultado es la tradición del Día de Muertos los días 1 y 2 de noviembre de cada año. Durante estas fechas los mexicanos celebramos a nuestros muertos, asistiendo a los panteones. Adornamos con flores y veladoras sus tumbas. En nuestras casas colocamos ofrendas o altares, para que las almas queridas abandonen el más allá y nos visiten esos días.

La historia de las ofrendas

Se cree que aproximadamente en el año de 1450 cuando se colocaron las primeras ofrendas a los difuntos. Sobre una piedra se colocaba un candil con aceite de una semilla conocida con el nombre de “Egrilla”.

La piedra fue sustituida por una mesa cubierta con un frontal negro, decorada con flores, frutas y los alimentos que más agradaban a los difuntos. El frontal negro, después, fue sustituido por el papel china de colores que es el que actualmente se utiliza.

El día 31 de octubre se dedica para los niños y los jóvenes que no fueron casados. El día 1 de noviembre se dedica a los adultos y finalmente el día 2 se dedica para visitar las tumbas de las personas fallecidas.

En Dalfiori, nos gusta recordar nuestras tradiciones, es por ello que te ofrecemos la siguiente información de las ofrendas. Nos gusta pensar que la muerte, en este sentido, no se manifiesta como una ausencia, es considerada como una nueva etapa. El muerto viene, camina y observa el altar, percibe, huele, prueba, escucha. No es un ser ajeno, sino una presencia viva. La metáfora de la vida misma se cuenta en un altar, y se entiende a la muerte como un renacer constante.

¿Qué días se debe colocar y quitar?

Por tradición las ofrendas se colocan el 31 de octubre para esperar la llegada de las almas de los niños que son los primeros en llegar.  El día siguiente llegan los adultos. Para el día 2, ya todos están disfrutando esta celebración a lado de sus familiares. Se recomienda quitar el día 3.

¿Por qué se pone en diferentes niveles?

Generalmente las ofrendas se colocan en dos o tres niveles que representan la tierra y el cielo y en su caso, el purgatorio. En este tipo de ofrendas, todo lo relacionado con lo terrenal se coloca en el primer nivel, mientras que el retrato del difunto, las flores y las velas deben ir en el segundo piso.

Los elementos de la ofrenda y su significado

Fotografía del difunto

Esta imagen se coloca en la parte más alta del altar.

La cruz

Se usa en todos los altares. La cruz se coloca a un lado de la imagen del difunto, y puede ser de sal o de ceniza.

Copal e incienso

El copal  limpia y purifica las energías del lugar y las personas que lo utilizan. El incienso santifica el ambiente.

Arco de flores de cempasúchil

Este se coloca en la cúspide del altar y simboliza la entrada al mundo de los muertos.

Papel picado

Representa la alegría del Día de Muertos y del viento.

Velas, veladoras y cirios

Se consideran como la luz que guía a los difuntos a este mundo. Por tradición son de color morado y blanco, ya que significan duelo y pureza. Los cirios pueden ser colocados según los puntos cardinales y las veladoras se extienden por el altar.

Agua

Esta refleja la pureza del alma, el cielo continuo de la regeneración de la vida y de las siembras. Un vaso de agua también sirve para que el espíritu calme su sed después del viaje desde su mundo hasta el nuestro. También se puede colocar junto a ella un jabón, una toalla y un espejo para el aseo de los difuntos.

Flores

La flor de cempasúchil es la flor que, por su color, sirve de guía a los espíritus en este mundo.

Calaveras

Las calaveras son distribuidas en todo el altar y pueden ser de azúcar, barro o yeso, son una alusión a la muerte.

Comida

Se colocan los alimentos preferidos de las personas fallecidas para que su alama las disfrute.

Pan de muerto

El pan es una representación de la eucaristía y fue agregado por los españoles.

Objetos personales

Se colocan algunos artículos pertenecientes a los difuntos, con la finalidad de que el espíritu pueda recordar los momentos de su vida. En caso de los niños, colocan sus juguetes preferidos.

DÍA DE MUERTOS

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 7 =