Las toallas con buen olor siempre son una grata experiencia cuando se va tomar un baño. Generalmente cuando te das un baño, esperas salir más limpio, pero si te secas con una toalla que no huele bien, todo se echa a perder.

Toallas con buen olor

En algunas ocasiones, cuando terminas de bañarte y tomas tu toalla para secarte, notas que el olor no es el mejor pero, ¿por qué pasa esto? ¿cómo podemos solucionarlo? Te vamos a dar unos consejos para poder hacer que tus toallas tengan un mejor olor.

Se recomienda que utilices las toallas 4 veces antes de lavarlas y que te  asegures de que se sequen bien antes de volverlas a utilizar. Te recomendamos que no llenes totalmente tu lavadora cuando laves las toallas porque impide que las toallas se limpien correctamente y tengan un olor fresco.

Algunos fabricantes usan un suavizante especial en las toallas para que se vean suaves y esponjosas en el estante. No importa cuán limpias parezcan, debes lavar todas las toallas con agua tibia o caliente antes de usarlas por primera vez.

Se recomienda que utilices las toallas 4 veces antes de lavarlas y asegúrate de que se sequen bien antes de volverlas a utilizar. Te recomendamos que no llenes totalmente tu lavadora cuando las laves, porque impide que las toallas se limpien correctamente y tengan un olor fresco.

Vinagre blanco destilado

Las toallas desarrollan un olor agrio cuando se guardan húmedas. Otra fuente de este olor y  también la razón por la cual las toallas pierden suavidad y absorbencia, irónicamente proviene de la acumulación de detergente o suavizante de telas.
Cuando tus toallas ya no huelan bien por la humedad o el suavizante ya no funcione como debería, te recomendamos agregar una taza de vinagre blanco destilado durante el enjuague final. El olor del vinagre por lo general se elimina por el lavado en el enjuague final.

Amoniaco

Con agua caliente, detergente y agrega una taza de amoniaco durante el ciclo de enjuague, comience a lavar y al finalizar, cuelgue las toallas para sus secado.

Tips Dalfiori

Te recomendamos que para el secado de toallas siempre utilices el recurso natural que tenemos, el Sol, ya que es el mejor asesino del moho. Verás como tus toallas “huelen a sol”.

Evita utilizar cloro y amoniaco juntos, ya que esta combinación forma cloro gaseoso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 − 86 =