El elemento principal de una recámara es la cama, pero si lo que quieres es que sea una recámara con aires románticos, te convienen las camas de dosel. ¡Son preciosas! Aportan un ambiente sumamente acogedor en cualquier ámbito. Pero se debe tener mucho cuidado al elegirlas, pues hay que tener en cuenta, varios aspectos, para que no rompan con la armonía del ambiente.

¿Cómo integrar las camas de dosel a la decoración?

Antiguamente el dosel se utilizaba para los tronos de reyes, príncipes, duques y también en las iglesias con el principal fin de dotar el espacio con mayor dignidad. Proteger la cama con un dosel servía para alejar a los mosquitos y otros insectos y evitar así sus picaduras u otras enfermedades.

En la actualidad, se usa para dar un toque elegante y distintivo al dormitorio. Pero hay que tener en cuenta ciertas condiciones para colocarlas.

Un factor muy importante, es el tamaño de la habitación. Una cama de dosel en una habitación pequeña, hace que se vea más pequeña y evita que luzca. Debes tener una recámara, con las medidas adecuadas para que la puedas integrar de la mejor manera.

También debes tener en cuenta el tipo de material con el que está hecha la cama. Las hay de hierro, latón, madera o bambú. Es conveniente no exponerlas a temperaturas para las que no fueron fabricadas. En los climas cálidos van mejor las que se ven más ligeras, mientras que en los fríos, entre más cobijadas mejor.

La ropa de cama es un factor sumamente importante para que luzcan perfectas.  La colección de Dalfiori Fegus, es ideal para una cama de bambú colocada a la orilla del mar. Mientras que la colección Arauco, es perfecta para climas más fríos.

Te recomendamos que las adornes con muchos cojines y almohadones, para que ofrezcan el aire romántico que estás buscando.

camas de dosel


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 1 =