Cuando se trata de comer bien, hay dos elementos que siempre ofrecen un ambiente incomparable en cualquier mesa: los manteles y las flores.  Dan ese toque que te hace sentir muy bien. ¿Por qué será?

A continuación te explicamos detalladamente el porqué estos detalles son los preferidos de los expertos en servir las mejores mesas.

¿Por qué visten tanto los manteles y las flores las mejores mesas?

Los grandes conocedores afirman que el vestir las mesas no se debe tomar a la ligera. Las mesas se deben poner de acuerdo a cada ocasión. Pero el colocar los manteles, es un hecho que se debe considerar en principio, como un acto de limpieza. Por muy aseada que esté una superficie, nunca va a compararse con un mantel limpio.

Los manteles pueden ser individuales o para la mesa completa. Hay quienes por debajo, colocan un bajo mantel, para ofrecer un mayor confort al comensal. Deben ser adecuados a la ocasión para la que se viste la mesa. No es lo mismo un desayuno que una cena, o una primera comunión que una boda. Deben ir acorde con la celebración. También es conveniente, usar colores de temporada. Claros en verano y en tonos más oscuros en invierno.

Las flores también deben ser adecuadas para cada ocasión. De preferencia no deben ser con aromas fuertes, pues podrían alterar el gusto de los alimentos.

Lo cierto es que para cualquier ocasión, el colocar flores y manteles, le darán un detalle perfecto a tu mesa. Ya sea para grandes comidas o para cuando comas solo, ofrecen un ambiente distinto que te hace disfrutar. Te sugerimos que lo pruebes un nos comentes tu experiencia.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 6 = 1