A pesar de numerosos estudios los sueños son un misterio para los seres humanos.

 

Siempre hemos estado atraídos por lo que soñamos e intentamos darles algún propósito o significado. Sin embargo, a la ciencia aún le cuesta trabajo explicar el por qué lo hacemos. Hasta para la Onirología, que es el estudio científico de los sueños, ha sido difícil descifrar lo que significan.

sueños


Muchos han intentado explicar qué son los sueños y qué significan. Te mencionamos algunas teorías:

 Teorías de los sueños

Uno de los primeros que se encargó de estudiar científicamente a los sueños fue el psicoanalista Sigmund Freud a principios del siglo XX. Después de analizar los sueños de sus pacientes, Freud llegó a la conclusión de que se trataban de un mecanismo para realizar los deseos.

“Todo sueño (incluyendo las pesadillas),  puede ser visto como una manera de conseguir lo que deseas, ya a sea literal o simbólicamente. De esta manera, salen a la luz los deseos enterrados en el subconsciente ”  . 

 

    sueños
     

    Otra teoría sugiere que soñamos para recordar. Varios estudios han demostrado que las personas recuerdan mejor si lo sueñan después de aprenderlo. De esta forma los sueños nos ayudan a retener información. Esta teoría es sustentada por el trabajo de Robert Stickgold, director del Centro de Sueño y Cognición del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston. Propone que los traumas son mayores si se sueña justo después de vivirlos.

    Francis Crick (quien colaboró en el descubrimiento de la estructura del ADN) y Graeme Mitchiaon propusieron la teoría del “aprendizaje inverso” en 1983.  Establece que soñamos para olvidar. A través de los sueños, nos deshacemos de las conexiones y asociaciones indeseadas que formulamos en nuestro cerebro durante el día. Los sueños son mecanismos de recolección de “basura” que limpian nuestra mente de pensamientos inútiles, para dar lugar a pensamientos más importantes.

    ¿Has escuchado la frase “medítalo con la almohada”? Este es el concepto detrás de la teoría que propuso la investigadora Deirde Barett, la cual sugiere que los sueños son una especie de escenario en el que resolvemos los problemas de manera más efectiva que en la vida real. Esto se debe a que la mente soñadora es capaz de hacer conexiones más rápidas que la mente despierta.

     
    sueños
     

     

    Hay personas que tienen una gran facilidad para recordar todo lo que soñaron la noche anterior, pero hay otras que no recuerdan absolutamente nada
     
    ¿Por qué pasa esto?
     
    Para averiguarlo un equipo dirigido por Perrine Ruby del Centro de Investigación de Neurociencia de Lyon (Francia), realizó un estudio sobre la actividad cerebral.

    Los resultados revelaron que la unión temporo-parietal (centro de procesamiento de información en el cerebro) es mucho más activa en las personas que recuerdan los sueños.

    Gracias a este aumento de la actividad cerebral, se produce una especie de vigilia dentro de la ensoñación. El individuo queda en una situación de predisposición a los estímulos auditivos del sueño. Pueden provocar pequeños despertares durante la noche y favorecer así la codificación de esas fantasías en la memoria. Porque “el cerebro dormido no es capaz de memorizar nueva información; tiene que despertar para poder hacer eso”, afirma la investigadora Perrine Ruby.  

    Interesante ¿cierto?

     Lo cierto es que lo mejor para revivir cualquier sueño o soñar, debemos dormir plácidamente en una cama cómoda. Te recomendamos el confort que dan los productos Dalfiori, para conciliar los mejores sueños

     
    _________________
    _________________

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    + 65 = 75